Conozca - Pasado y Presente
Volver a la Página Principal  - Contáctenos
 


Algunos nombres de italianos vinculados con el proceso de desarrollo del Paraguay -1527 1930

EXTRAIDOS DE LA MONOGRAFIA ESCRITA POR JUAN F. PEREZ ACOSTA Y PBRO. JOSE MAJAVACCA BIBLIOTECA DE LA SOCIEDAD CIENTIFICA DEL PARAGUAY

EXTRAIDOS DE LA MONOGRAFIA ESCRITA POR JUAN F. PEREZ ACOSTA Y PBRO. JOSE MAJAVACCA – BIBLIOTECA DE LA SOCIEDAD CIENTIFICA DEL PARAGUAY-.

 

Descubrimientos, Exploraciones  (viajes, viajes mercantiles, obras al respecto, etc.)

*-  Sebastián Gaboto (Caboto). Nacido en Venecia. Prestó servicios marítimos a Inglaterra, junto con su padre. Descubrió el Paraguay, por agua, en marzo de 1528.

*-  En el galeón mercante genovés, Pachalda, llamada así de su capitán León Panchialdo; encallada en el puerto de Buenos Aires, viajaban como tripulantes, Tomas Riso y BautistaTroche, cuyas familias se dilataron después por toda la provincia del Paraguay. Se cree que Mauricio José Troche puede ser descendiente de Bautista.

      Este galeón fue el primero barco extranjero, no español, que llegó al Río de la Plata, y cuyo cargamento fue traído, en parte, hasta el Paraguay.

*-  Bartolomé Rossi, autor de la obra “Viaje pintoresco por los ríos Paraná, Paraguay, San Lorenzo, Guairá. París, 1863.

*-   Pedro de Angelis, autor de la obra “Bibliografía del Chaco”. Buenos Aires, 1837.

*-   Jolis, autor de la obra “Saggio sulla Storia del Gran Chaco”. Florencia, 1789.

*-   Giacomo Nonis, autor de la obra “Da Buenos Aires al Paraguay par fiume”.

*-   Pío Linetto Vecchi, autor de la obra “Uruguay, Paraná, Paraguay (1870 a 1873)”. Génova, 1885.  

*-   Italianos que han hecho exploraciones y viajes por el interior del país :

-Mario Mariotti, agrimensor, Adán Luchesi y Rosetti (descubrieron yerbales), Giacomo Bove, capitán de la marina de guerra italiana, acompañante de los anteriores.

 

La ruta aérea y la aviación.

*-   Luis De Riseis, teniente, fue el primero que realizó el viaje aéreo Buenos Aires-Asunción, en 1919.

*-  Adolfo Rossi, ministro italiano en Paraguay, fue el primer viajero en esta ruta.

*-  Ernesto Colombo, César Sandroni y sgto. Nicolás Bó, prestaron servicios en la Escuela de Aviación Militar y en la Escuela de Aviación Naval.

*-  Silvio Pettirosi, hijo de italiano, primer aviador paraguayo, y por cuyas proezas figura en el cuadro de honor de la Sociedad Italiana.

 

Seminario y Clero.

*-  Antonio Scarella, uno de los primeros sacerdotes del Seminario San Vicente de Paul.

*-  Humberto Mariano, hijo de italianos, sacerdote y profesor de filosofía.

*-  Presbítero José Majavacca, coautor de la monografía “El aporte italiano al progreso del Paraguay” / 1527-1530. 

*-  Gerónimo Becchi, oriundo de Savona, sirvió antes, durante y después la guerra grande. Cuando la capital fue trasladada a Piribebuy, fue el principal redactor del periódico “La Estrella”, y cura párroco de la Encarnación. Figura en el cuadro de honor de la Sociedad Italiana, como 2do presidente honorarios después de Giuseppe Garibaldi.

*-  Próspero Asmeto, ejerció un curato en Villeta

*-  Máximo Bonfanti, ejerció un curato en Concepción.

*-  Rafael Maggi, ejerció un curato en Horqueta

*-  Carlos E. Baruffaldi, ejerció un curato en la capital, en la viceparroquia de María Auxiliadora.

*-  Domenico Pezzini, oriundo de Ancona, fundador de la Capilla Italiana de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en 1919.

 

Diplomacia.

*-  Enrico Stella, encargado de negocios de Italia. Legalizó la documentación presentada por el Paraguay al presidente norteamericano Rutheford B. Hayes, en el arbitraje del Chaco.

*-  Ettore Gazzaniga, autor de una extensa memoria sobre el Paraguay.

*-  Aníbal Rebaudi Masiglia, hizo el recorrido Rosario-San Estanislao-Iguazú.

*-  Marqués Médici de Marignano e Ingeniero Mazola, hicieron la travesía del Gran Chaco, de Concepción al Pilcomayo.

 

Marina.

*-  José Manfredi, teniente de navío y comandante de la cañonera italiana “Ardita”; navío que visitó el Paraguay en los días de guerra. Condecorado con la Orden Nacional del Mérito.

 

Milicia. (concurso de soldados italianos en la Guerra Grande).

*-  Uberto Morelli de Ticinet, prestó servicios en la campaña de Corrientes.

*-  Sebastián Bullo, mayor del ejército. Dejó su tarea de comerciante en Villarrica y se presentó como voluntario. Fue dado de alta en el Batallón 40. Militar de denodado comportamiento y heroica muerte.

 

Acción Social (nucleaciones y personas)

*-  Francisco Badano, primer presidente de la “Societá Italiana di Mutuo Soccorso”, fundada el 8/IX/1871.

*-  Hospital Italiano, dependiente de la Societá Italiana di Mutuo Soccorso; el Rey Víctor Manuel contribuyó con un terreno de su propiedad para su creación.

*-   Circolo Corale Italiano Filodramático y Banda.

*.-  Societá Femmenile Italiana de Beneficenza “Margherita di Savoia”.

*-   Circolo Italiano.

*.-  Associazione Italiana Reduci di Guerrra.

*-   Comitato Italiano per lo sviluppo delle relazione culturali e comérciale fra el Paraguay e l´Italia.

*-   Fascio de Azuncione.

*.-  Fascio Italiano Femenino.

*-   Comisone Pro Rimpatrio (Comitato Pro Rimpatrio).

*-   Societá Italiana di Mutuo Soccorso Humberto I, de Concepción.

*-   Cementerio Italiano.

 

Italianos en la Economía Nacional.

*-   Enrique Bogiani o Bugiani, comerciante de grandes partidas de tabaco, cigarros, dulce, miel, cueros, cerda, etc.

*-   Andrés Dellepiani, comerciaba con Buenos Aires, cueros, almidón, maní, cerda de cola de vaca, cuarterolas de caña, porotos, cigarros, etc.

*-   Juan B. Agrenta, patrón de goleta.

*-   Nicolás Canale, patrón de goleta.

*-   Gregorio Gastaldi, patrón de goleta.

 

Algunos pasaportes expedidos a italianos para ir al Paraguay.

*-   Francisco Butazo, 30 años, soltero, sastre de profesión-1856-.

*-   Cayetano Ravizza, 28, soltero, comerciante -1855-.

*-   Francisco Mora -1855-.

*-   José Daquino -1855-.

*-   Santiago Guastavino -1855-.

 

Algunas solicitudes de italianos para contraer matrimonio.  

*-   Antonio Rebaudi, del partido de San Remo, en el Reino de Cerdeña, 27 años, hijo de Jerónimo Rebaudi y Ángela Ascuasiati, para contraer matrimonio con Petrona Palestra. Fue uno de los primeros y principales italianos llegados al Paraguay. Pereció en la matanza de San Fernando. Dejó 2 hijos, el Dr. Arturo Rebaudi y el Dr. Ovidio Rebaudi, que fue Rector de la Universidad Nacional.

*-   José Figari, hijo legítimo de Lorenzo Figari y María Solari, para contraer matrimonio con María del Carmen Valdéz -1857-. El capitán Figari fue descendiente suyo.

*-   Santiago Colombino, 25 años, genovés, hijo legítimo de Miguel Colombino y Catalina Giberti, para casarse con María del Carmen Sanabria.-1857-.

*-   Luciano Speratti, llegó al Paraguay huyendo de la tiranía de Rosas; son sus descendientes Adela y Celsa Speratti.

*-   Ángel Queirolo, padre de Fabio Queirolo, de Emilia Queirolo Soler y de Clara Queirolo de Bajac.

*-   Domingo Parodi, médico-químico, que llegó al Paraguay en 1856; estudioso de la flora paraguaya.

 

Italianos en la Navegación del Paraguay y en la industria naviera (propietarios y navegantes, etc.)

*-  Juan Pastorini, dueño de la goleta “Albina”, que hacía comercio entre Buenos Aires y Asunción.

*-  Esteban Vichini, Santiago Vichini, Antonio y Domingo Bello, Juan B. Solari, Vicente Solari, Benito Molinari, Lázaro Molinari, Francisco Cerruti, José Piccardo, Agustín Vaccaro, Santiago Ferro. Angel Palestra, Gregorio Gastaldi, Santiago Guastavino, Pedro Echafino (Schiafino), Miguel Vaccaro, Francisco Roverano, Juan Sanguinetti, Pedro Resuagli, ManuelRisso, José Ferro, Antonio Ferro. Bernardo Gastaldi, Andrés Frugone, Bernardo Valle. Juan Bautista Ferraro, Agustín Schiafino, Simón Gastaldi, Luis Repetto, José Repetto,Gerónimo Guastavino, Benito Guastavino, Carlos Garibaldi, Antonio Garibaldi. Ambrosio Cerruti, Juan Bautista Parodi, Pedro Parodi, Pascual Morel, Gerónimo Repetto, SebastiánAchinelli, Andrés Migone, y Luis Santiago Migone. Luis Garasino, Gaspar Cafarello, Juan Risso, José Sanguinetti, Clemente Azeretto, Vicente Mazaferro, Vicente Boto, Luis Merlo, Mateo Merlo y Fernando Merlo. Sebastián Machiavello, José Machiavello, Nicolás Casanelli, Manuel Bonorino, José Perini, Carlos Perini, Angel Casarino, Agustín Casarino, y LuisVianchi, Gerónimo Capurro, Bernardo Capurro, Simón Prieti, Esteban Nocetti, Casario Sívori, Zacarias Sívori, Lorenzo Ferro, Julio y José Bello. Antonio Dellepiani, AndrésDellepiani, Santos Merlo, Luis Mansilla, Vicente Mansilla, Francisco Bonavía, Manuel Benzo, Juan Magnasco, Nicolás Magnasco, y Manuel Serrati. Luis Sanguinetti, AntonioSanguinetti, Francisco Sanguinetti, Lázaro Canale, Juan Bautista Noé, Miguel Palma, Santos Frugone, Gerónimo Massoni, Luis Gallino, y Agustín Gallino. Santiago Solari, AgustínSolari, Lorenzo Solari, Gerónimo Solari, Agustín Russo, Nicolás Raffo, Manuel Ferrari, Manuel Casabianca, José Netto, Francisco Careaga, Ignacio Moreno. Santiago Delucchi, Lorenzo Piaggio, Antonio Sifredi, Lorenzo Sifredi, Nicolás Sifredi, José Parodi, Domingo Parodi, bernardo Gandulfo, Esteban Vianchi, Carlos Olguin, Pedro Pascual Olguin, Juan Fontana Rosa, Juan Ferro, Juan Bocio, Andrés Delfino. Nicolás Viñales, Fernando Ferro, Mariano Soller, Salvador Russo, Mariano Olles, Mateo Vichini, Antonio Aregoste, Eduardo Loza, Juan Colombino, Nicolás Michelli, Angel Onetto, Luis Guastavino. Bartolomé Cúneo, Antonio Lanfranco, Santiago Giúdice, Pedro Giúdice, Santiago Tiscornia, Juan BautistaTiscornia, Nicolás Cafarello, Luis Risso, Santiago Berino, Nicolás Molinari, Luis Ayraldi, y Luis Mansilla. Luis Buero, Constantino Carbone, Bernardo Picote, Lorenzo Canagli, Nicolás Campos, Domingo Acosta, Antonio Ghiribaldi, Angel Muniadi, José Brussa, Francisco Delpino, Luis Falco, José Morfino, Agustín Canavaro, Antonio Peirano, Esteban Solichi, Pedro Agüero, José Viacaba, Andrés Luchano. Nicolás Achinelli, Gerónimo Aerto, Luis Allano, Fortunato Antola (o Antello), Juan Botello, Juan Caballo, Antonio Camugli, Juan Carbone, Miguel Carboneschi, Juan Carrara, José Cichero, Domingo Costa, Ambrosio y Amancio Cuartito, José Devoto, Antonio y José Donatti, Jerónimo Gastaldi, Juan Guerello, CesareoLivoti, Antonio Meirello, Santiago Merlo, Nicolás Minuto, José Morquino, Vicente Musialdo, José Oderigo, Fortunato Peyrano, Lorenzo Ravena, Pedro Romualdi, y Vicente Scoto. JoséAnsaldi, Juan Lucio Barolo, Juan Battaglia, Pedro Balestra, Juan Bautista Bisso, Miguel Fontanarosa, Bernardo Garibaldi, Leonardo Garibaldi, Nicolás Scoto.

*-  Giovanni Lattualda, calderero, trabajó en el Arsenal desde fines de 1865.

*-  Francisco Zino, herreno, trabajó en el Arsenal hasta fines de la guerra.

*-  Pedro Camigno, hojalatero; Miguel Esquilito (o Esquitín), cobrero y torpedista y Olimpo Carletti, relojero.

 

Viajeros de la misma nacionalidad que por motivos de comercio frecuentaban el Paraguay (algunos de ellos se radicaron en éste país).

*-  Agreli José; Balirán Juan Bautista; Balestra Angel, Constantino y Francisco; Baliano José; Berino Francisco; Bacigalupi Juan; Ballestero Valentín; Bello Víctor; Castanini (oCastagnino) Nicolás; Capurro Luis y Francisco; Canale Antonio; Deluchi Tomás; Denegri Luis; Filipini Angel; Ferrari Juan; Fígari José y Luis; Frugone Esteban; Felice Pedro María;Morelli Julio (farmacéutico); Marchesse José; Manfredi Felipe; Novelli Carlos; Nocelli Santiago; Pesce Juan Bautista; Parodi Juan Bautista; Pucci Nicolás; Pellegrini Cirilo y Ambrosio;Pirelli Mauricio; Pozzule (Pozzoli) Juan; Rebaudi Antonio; Solari Rufino; Sussini Antonio; Sardi Santiago; Suani Antonio; Terrero Egidio; Tamberlick Aquiles; Vianchi José, Manuel, Bartolomé y Agustín; Vitta José y Fernando; Vella Pedro.

 

De entre los citados se menciona especialmente los siguientes:

*- Ángel Balestra.  Llegó a Asunción el 13 de junio de 1852 comandando el bergantín goleta “Hércules” de 100 toneladas que navegó con distintos patrones hasta la época de la guerra.  De 1855 a 1865 aparece al mando de la goleta oriental “Niño Arturo” que el 13 de julio de este año zarpó de nuestro puerto.

*- Otros del mismo apellido que actuaron por entonces en el Paraguay fueron Francisco, Constantino, María, Petrona, Isabel y Antonio Balestra.  María casó con don AntonioSussini que tenía aquí una gran casa de comercio y curtiembre y Petrona con don Antonio Rebaudi.

*- Simón Gastaldi.  Navegó de 1855 a 1865 al mando de embarcaciones de mayor porte.  Después de 1870 comandó buques a vapor como el “Taragú” hasta 1885 y cuando este se perdió pasó como capitán del “San Martín”, cuya primera llegada a Asunción dio lugar a lucidas fiestas.

*-  Una nota ingrata en este magnífico conjunto fue la ejecución de algunos de dichos navegantes, comerciantes y viajeros en los trágicos días de la guerra del 70, en que fueron inmolados, junto con otros distinguidos extranjeros y nativos los italianos Antonio Rebaudi, dos hermanos Susini, Nicolás y Delfino, N Possoli, Simón Fidanza, capitán de la marina italiana; Agustín Piaggio, Manuel Bicinnegui, Juan Fusoni, Agustín Idesusi, Matías Montril, en San Fernando (julio-agosto de 1868), Pedro Merelles, José Segundo Varella, JuanBoitiano, Luís Mure, Vicente Quadra, Juan Canel en Pykysyry (octubre-noviembre 1868).     

*- La declaración del capitán Matías Goiburú menciona otros italianos como Nicolás Troya, N. Ravizza, E. Tubo, H Grillo, Egidio Terrero, etc., a lo que debe agregarse el padre Boco, misionero del Brasil, el franciscano Angelo (mencionado por el viceprefecto de las misiones de Matto Grosso fray Mariano de Bannaglia, tomado prisionero en Miranda y libertado el 16 de agosto de 1868) y también Antonio Pulverini, primer contramestre y oficial de proa al servicio de la marina de guerra argentina, tomado prisionero el 14 de abril de 1865 cuando la captura del “25 de Mayo”.

           

TRANSPORTE FLUVIAL

*- También está dignamente representada en el Paraguay por italianos que en su esfera han sabido hacer honor a esta característica, como por ejemplo: Andrés Scala, JoséBozzano, Jorge Barzi, Juan B Vierci y otros fundadores de astilleros navales y de empresas navieras.

 

LA GRAN OBRA DE ANDRÉS SCALA

*- El señor Scala nació en 1844 y muy joven aún, a los diez y seis años, comenzó en 1860 su rudo aprendizaje en el ramo de la construcciones navales en los astilleros de su padre y su tío en Génova, a la edad de 21 años vino a América y se instaló en la Boca, en Buenos Aires (1865) y durante diez y siete años se consagró allí sin descanso al mismo ramo.

Por entonces no había aquí una canoa y tanto éstas como las chatas para los yerbales destinadas al Paraguay, las construyó en sus talleres de la Boca, siendo el encargado de traer dichas embarcaciones don Nicolás Bado, dueño del goleta “Adela” y socio de don Nicolás Oxilia, que después se radicó en Pilar.

En el año 1882 teniendo 38 años, en plena edad viril, vino a establecerse en el Paraguay con el producto de sus economías ganadas en largos años de labor honrada y tesonera.

*- Aparte de esto, cuando vino de la Argentina trajo consigo y por su cuenta constructores navales, carpinteros de ribera, calafates y todo el personal necesario de maestranza para las construcciones de buques y de embarcaciones menores, personal que por entonces no había en el país. 

*-  Entre los que con él vinieron, figura Miguel Pomatta, José Amigo, Francisco Bernazza y otros bien conocidos en el gremio.

 

JOSE BOZZANO

*- El 21 de febrero de 1886 llegó al Paraguay el señor José Bozzano, italiano.  Durante un año trabajó como simple operario en la casa de señor Andrés Scala.  Luego se trasladó a los grandes obrajes que en el Alto Paraguay poseían los señores Vierci Hermanos, donde construyó la chata “San Vicente”, que fue adquirida en compra por la “Industrial Paraguaya”.

Algún tiempo después el señor Bozzano vino a radicarse en Asunción, dedicándose especialmente a las construcciones navales.  En 1902 fundó con los señores Isidro Mayor y Diego Martínez, una sociedad colectiva bajo la razón social de Mayor, Bozzano y Cía.  En los talleres de esta casa se construyó el primer vapor de hierro fabricado en el Paraguay: el “Ipiranga”, por cuenta de Morey y Cuy, de Cuiaba.  Desde 1904, el señor Bozzano volvió a trabajar sólo.

*- Fallecido don José Bozzano, quedó al frente de la casa el señor José Bozzano (h) quien, a su vez tiene un hijo del mismo nombre recibido de ingeniero naval en Norteamérica , donde hizo estudios por cuenta propia, y es el jefe de la comisión que corre con la inspección de la construcción de dos barcos de guerra paraguayos en Italia: “Humaitá” y “Paraguay”, que ya próximamente emprenderán viaje para Asunción.

 

JORGE BARZI

*-  En 1893 se hizo cargo del taller que fue de Scala y después de Fassardi y Cía. el señor Barzi.  Antes de esta fecha trabajó como primer maquinista en varios vapores de la antigua compañía “La Platense” y el “Lloyd Argentino”.

Ha construido también desde 1894, varios vapores y embarcaciones para los ríos como el “Presidente Dalfovre” de 80 toneladas y el “Aurelia”, de 50, a rueda.

A su perseverancia y esfuerzo se debe en buena parte la hoy sólida constitución de la sociedad recreativa.  “El Mbigua” que posee un hermoso local flotante en nuestra bahía, siendo miembro honorario de la Sociedad Italiana.  Tuvo el primer automóvil que circuló por las calles de Asunción y que manejaba personalmente.

 

JOSE DELFINO Y OTROS

*- Llegó con su esposa Teresa, hace más de 50 años, estableciéndose en Villa del Pilar, en donde se dedicó a la construcción de embarcaciones.  El vapor “Progreso”. 

*- Habiendo fallecido don José Delfino (italiano), los hijos siguen la labor del padre, en Villa del Pilar.

*- El señor Ventura Rébori, italiano radicado también en Pilar, obtuvo del Congreso en junio de 1892 una ley de concesión para construir un vapor en dicha ciudad.

 

Como empresas de navegación cuyos propietarios eran italianos citaremos a los que a continuación se menciona, pudiendo agregarse que fueron los que abrieron el camino a otras grandes empresas posteriores.  *-  José Bello, alcanzó a formar una pequeña flotilla de chatas, vapores, etc.,

*-  Lepori, fue socio de Bello; luego de algún tiempo volvió a Italia.

 

JUAN BAUTISTA VIERCI

*-  Mucho más importante fue la empresa naviera fundada por Juan Bautista Vierci. Natural de Génova y capitán de mar, don Juan B. Vierci, estuvo primero en Montevideo, de donde en 1883 vino al Paraguay con su familia.  Contrajo matrimonio con doña Anna de Vincenzio, hija de un conocido armador de Río de Janeiro.

Dos años después ya fundaba con sus hijos mayores Francisco y Santiago, en nuestro Chaco, el primer aserradero a vapor, aparte de establecerse un obraje y una estancia en un terreno que adquirió del Estado.

Los Vierci dieron otro rumbo a su actividad y se dedicaron al comercio mayorista durante cuatro años.

 

VARIOS OTROS

*-  En estos mismos días ha llegado a la Asunción en bote a vela desde el Río de la Plata el capitán José Puglisi, que se propone remontar el Alto Paraguay y salir por el Orinoco con la misma tripulación.

 

PARTICIPACIÓN ITALIANA EN VIALIDAD URBANA, SUB-URBANA Y RURAL DEL PARAGUAY

*-  Fueron tres italianos los que allanaron las dificultades e inconvenientes viales, Morra, Andreuzzi y Patri.

 

Dr. FRANCISCO MORRA

*- Nació en Cerignola, ciudad de la provincia de Foggia (Italia meridional), el 27 de mayo de 1841.  Sus padres fueron el doctor Sabino Morra, médico cirujano y María Chiomenti, italianos, de la aristocracia de Cerignola.

En esta misma época, habiéndose declarado la guerra entre Italia y Austria-Hungría, dejó con gran sentimiento a sus padres y hermanos e ingresó como voluntario de la sanidad militar en julio de dicho año.

Suspendidas las hostilidades al año siguiente, embarcóse en marzo de 1867 para la Argentina, instalando un consultorio en Buenos Aires, por un corto tiempo.

Por ese tiempo solicito su baja y vino a establecerse en Asunción, en donde siguió ejerciendo la medicina; fue uno de los primeros médicos que se establecieron en el país después de terminada la guerra con la triple alianza.  En esta ciudad contrajo enlace con Carolina Zambonini, argentina y tuvieron cinco hijos, Sabino, el único varón siguió la carrera del padre.  Fue fundador (1871) y miembro honorario de la Sociedad Italiana de Socorres Mutuos y médico de los miembros de la misma sociedad.  Durante 21 años consecutivos fue médico del primitivo Hospital de Caridad (hoy de Clínicas), y director del mencionado establecimiento en sus primeros tiempos; así también fue médico del Colegio Nacional (durante el internado), del Seminario Conciliar, de la Policía, del Leprocomio “Santa Isabel”, cuando su instalación, del Manicomio, del Asilo de Huérfanos; vocal y luego presidente del Consejo Nacional de Higiene y Asistencia Pública.

El Dr. Morra adquirió esta empresa de tracción a sangre y poco después obtuvo del Congreso en agosto del año 1884 una ley de concesión para extender la línea con ramales adyacentes.

Años mas tarde prolongó la línea desde este último punto a la actual Villa Morra donde se radicó (1888).

Compañía Asunción Tranways Light and Power Company, la nueva Empresa C.A.L.T.  El ingeniero italiano D. Juan Carosio, después de fundar la compañía Italo-Argentina de Electricidad en Buenos Aires, en 1913, con capitales argentinos e italianos, adquirió la empresa de tranvías de Asunción, cuyo material rodante procede de fábricas italianas en gran parte.

 

Dr. SILVIO ANDREUZZI

*-  El doctor Andreuzzi, nativo de Udine y ex garibaldino, llegó al Paraguay con una comisión italiana de estudios que integraban los doctores Rignani, Mazzei y otros, en 1873.

Remontaron el río Paraguay hacia su nacimiento, en Matto Grosso, hasta el sitio que los brasileños llaman “o-paraguaysuño” y a la vuelta, el doctor Andreuzzi, cautivado por las bellezas del país, resolvió radicarse en Asunción, en donde vivió hasta 1895, en que pasó a la Argentina y más tarde a Italia.

Era socio fundador, miembro honorario y médico a su vez de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos, sobre todo en su especialidad de ocultista.  Tenía el doctor Andreuzzi (como lo tenía el doctor Morra por otra parte) un pinturesco paraje predilecto a orillas de la ciudad que era el lugar de sus ensueños y de sus esperanzas: eran los terrenos ocupados hoy día por el “Gran Hotel del Paraguay” y otras quintas.

¿Quién era Andreuzzi?.  ¿Cómo se conquistó tanta simpatía y tanta popularidad en el Paraguay?  Era un garibaldino nativo de la legendaria y romántica tierra del Fruili y de la familia noble.  Los friulanos eran conocidos por su físico hercúleo de buenos e intrépidos montañeses y por su apego invencible a la libertad, igual que sus hermanos de la Valtellia, de clásicas bellezas panorámicas, y el nombre de Andreuzzi, quedó como símbolo del alma de la raza.

 

LUIS PATRI

*-  El Señor Luis Patri, vino joven de Génova, su ciudad natal, a Corrientes, en donde, asociado a don Francisco Cremonte, estableció una casa de negocios.  En 1865, asociado a don Jorge Casaccia, obtuvo la proveeduría de los hospitales del ejército brasileño, que desempeño hasta la conclusión de la guerra.  Durante la ocupación, se trasladaron los socios a esta capital y se hicieron cargo de la proveeduría de forrajes del mismo ejército, continuando siempre como proveedores de todos los hospitales y de ganado vacuno y caballar.

Al retirarse el ejército aliado, el señor Patri, ya con importante capital, se estableció definitivamente en el Paraguay y se dedicó al comercio de hacienda y después a la industria pecuaria en gran escala, llegando a ser importante hacendado del país.

Fue también el señor Patri, presidente de la importante Sociedad Italiana de Socorros Mutuos, uno de sus fundadores y su presidente honorario.

 

FRANCISCO TERLIZZI Y OTROS

*-  Entre el grupo de italianos que han contribuido al progreso del país, debe mencionarse al señor Francisco Terlizzi, a quien se debe el primer ensayo de empedrado efectuado después de la guerra, de las calles centrales de la capital, habiendo sido empresario constructor y teniendo a su cargo, para el efecto, la explotación de las canteras de Tacumbú, cuyo transporte se efectuaba, entonces, en zorras o vagones de una línea de tranvías a tracción de sangre, que partiendo del puerto por la calle Benjamín Constant y doblando por frente al teatro, subía por la actual calle Chile hasta dichas canteras.

El señor Terlizzi, hombre de gran actividad, hizo construir varios edificios modernos que han contribuido al embellecimiento urbano, como el de tres plantas de la esquina 14 de mayo y Palma, hoy de Pecci.

Fue empresario, además, del servicio de alumbrado público municipal, cuando éste era a petróleo, fue proveedor del ejército y miembro activo, durante muchos años de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos.  Diez años ha falleció en Buenos Aires en la miseria como casi todos los precursores.

*-  El señor Luis Bozzano, que se hizo cargo de la empresa del empedrado y tracción, prosiguió activamente y en gran escala la obra de la pavimentación urbana con parecida suerte.

*-  También han trabajado en el empedrado de la ciudad Tobías Simone, Santiago Ammatuna, y otros.    

 

Por lo que hace a la vialidad rural pueden mencionarse :

*-  Las iniciativas del señor Emilio Maestrazzi para un tranvía en Villarrica

*-  y Pinasco, Brusaferri y Malberti y Cía. para un ferrocarril en el Chaco.

           

*-  Acaso por todo esto, y con sobrada razón, la ciudad capital ostenta nombres conmemorativos como el de “Plaza Italia” o las calles Colón, Garibaldi, Mazzini, Roma, SebastiánGaboto, Sicilia, Lugano, Avenida Morra, Battilana, Sacarello, el barrio siciliano, etc y en la campaña la Colonia Gaboto, la Trinacria y la Colonia Nueva Italia.

           

EN LA ARQUITECTURA

*-  ALEJANDRO RAVIZZA

Consideramos como uno de los italianos más renombrados, bajo el gobierno de Don Carlos A. López, al arquitecto Alejandro Ravizza, quien dirigió las obras del Oratorio del Teatro (inconcluso) del Club Nacional (después Tribunales), de la antigua Aduana (recoba de la calle Colón), del monumento al general Díaz, en la Recoleta. Etc.

 

*-   De paso diremos que los planos de la iglesia Catedral de que fue portador don Manuel Pedro de Peña, fueron confeccionados por el arquitecto italiano Carlos Zucchi, de Montevideo por encargo particular de Juan Andrés Gelly, en 1844, si bien no fueron éstos los que se utilizaron para la construcción (Archivo Nacional, vol. 52, nums 38-51)

Dicen algunos que el teatro debió ser una reproducción de “La Scala” de Milán en miniatura, y otros del “San Carlos” de Génova. El doctor Domínguez afirma que hubiera sido uno de los más vastos del mundo.

Débese también al mismo Ravizza la construcción del edificio del actual Hotel Cosmos, que fue la casa de don Venancio López.  Tendremos oportunidad de hablar aún más delante de Alejandro Ravizza, verdadero genio artístico, cuyas obras honrarán a cualquier población de las naciones civilizadas.

 

*-  JUAN COLOMBO

Milanés, llegó al Paraguay a los 22 años de edad; siguió a López en la guerra; sobrevivió a la hecatombe y volvió a la Asunción.  Se asoció con otro italiano, José Pelozzi, y ambos realizaron muchas construcciones; entre otras: han terminado y decorado el actual palacete del Hotel Hispano Americano (que perteneció a Benigno López), la casa de don AngelCrovato, etc. Hicieron también la columna conmemorativa de la Constitución.  Pero la obra más notable de Colombo fue el nuevo templo monumental de la Encarnación, la mejor iglesia de la Capital.  Destruída por un incendio la antigua iglesia de la Encarnación, el 4 de enero de 1889, el cura párroco padre Bernabé Colmán, con todo celo y abnegación ejemplares inició la nueva construcción.  Mientras tanto, don Juan Colombo, sin decir palabra, hizo de motu propio los planes de la actual “Encarnación” y después él mismo dirigió la construcción desde el año 1893 hasta su muerte, ocurrida en el año 1902 sin recibir remuneración.

 

*-  CARLOS HOFFER Y OTROS

            Ocupa lugar prominente como ingeniero arquitecto don Carlos Hoffer, fallecido no ha mucho en la ciudad de Rosario, después de haber hecho en ésta los planos de los actuales edificios del Banco Agrícola y Banco Mercantil del Paraguay, cuyos estilos arquitectónicos proclaman la competencia y arte de su autor.

 

*-  Especial mención merecen asimismo los arquitectos ya fallecidos: Bartolomé Talente, que construyó el edificio que fue después del Banco de la República; José Gratarola, que construyó los primeros pabellones del Hospital Nacional, Juan Bautista Savorgnan, oriundi de Friuli, que edificó la casa Battilana, de Palmerola, y otras análogas y Sebastián Grassi,que hizo el Colegio de “La Providencia” y el monumental Asilo de la Recoleta.

           

*-  Otros constructores, también extintos, son: Simón Agato, Andrea Andreatta, Eugenio Andreatta, ingeniero arquitectos Ernesto Baradello, que dirigió la construcción del actual Teatro Nacional, Luis Bianchi, Pedro Botti, Carlos Calparoli, Sebastián Canclini, Luis Clérici, Antonio Covelli, que construyó el Teatro Granados, Emilio de Tone, Héctor Giovannelli,que refaccionó la Curia, Angel Morassi, Guillermo Movia, Antimo Pettirossi, oriundo de Roma, que construyó el palacete Patri (actual Correos y Telégrafos), Stéfano y NatalioRapetti, constructores del Banco Agrícola y del nuevo local de altos de las sociedades italianas; Tomás Sachero, Carlos Spada, Matías Talia, Domingo Tramonti, que trazó la parte nueva del Seminario y otros que se menciona en el apéndice.

           

Otros constructores italianos que han actuado en el Paraguay después del año 1870, figuran los siguientes:

*-   Juan Barbero: Nacido en 28 de enero de 1844 en Perletto (Cúneo), llegó al Paraguay en 1869, habiendo casado con doña Carolina Crosa; se ocupó en construcciones y empresas edificadoras.  Formó un hogar respetable: su hijo, el doctor Andrés Barbero, fue director de la Asistencia Pública, intendente municipal de la Capital y actualmente es presidente de la Cruz Roja Paraguaya y de la Sociedad Científica del Paraguay por él fundada y sostenida, además, es el doctor Barbero un erudito de talla, estudioso y coleccionista de documentos y recuerdos históricos, fundador y director del Museo de arte jesuítico y de los Anales Científicos del Paraguay.

 

*-  Entre los que trabajan actualmente en la capital, figuran: Antonio Márchese, actual presidente de la Sociedad de Constructores, que edificó el Colegio Salesiano “María Auxiliadora” de dos pisos, las grandes casas del doctor José Emilio Pérez, ídem y otras igualmente importantes, José Angelino, Juan Barraín, José Buccini, Rafael Boungermini, Francisco Cacace (que construyó los nuevos edificios frente a la Plazoleta del Mercado), Stéfano Caligaris, Juan Caselli, Luís Colla, Botti Fiore, Domingo Montanaro, Pedro Monetti, Augusto Movia, Antonio y Nicolás Orsi, Lorenzo Orsini, Augusto Pavón, Vicente Petinatti, etc.

           

*-  Pilade Valoriani, llegado de Italia en 1913, ha actuado con eficiencia en la ciudad de Pilar.  Era constructor, arquitecto y fabricante de materiales.

           

*-  Por relacionarse con las construcciones, se menciona algunas fábricas de materiales de construcción, de esta ciudad, como las de Carlos Pozzi y la de Angel Dellavedova, italianos.

           

*-   Giuseppe Formigli, que reside en la colonia San Lázaro (Alto Paraguay) es el mejor perito y clasificador de mármoles, habiendo descubierto importantes yacimientos de mármol de excelente calidad.

 

*-   Don Jerónimo Faitini, fue probablemente el primer marmolista, y maestro del señor José M. Resquín quien tiene instalada, hace años, una gran marmolería propia en Asunción, habiendo sido maestro de aquél el renombrado escultor Antonio Allegri (il Corregio).

 

EN LA PINTURA

*-  En orden cronológico corresponde mencionar en primer término al ya nombrado Alejandro Ravizza, que pintó al óleo el cielorraso del zaguán y de la primera sala (a la izquierda entrando) de la antigua casa de Carlos A. López.

*-  Viene luego Félix de Rosetti, pintor retratista y de cuadros históricos, bien conocido en el Río de la Plata, quien llegó a Asunción a comienzo de 1859 y estuvo hasta el 11 de agosto del mismo año, abriendo su taller en la calle del Sol (casa de Carmelita Speratti) según avisos que publicó en “El Semanario”.

*-   Ocupa lugar destacado por sus hermanos y grandes cuadros Guido Boggiani, nacido en Amegna, provincia de Novara, en 1861.  Estudió pintura en la Academia de Brera(Milán).

 

*-  Otro pintor italiano, consagrado hace muchos años a la enseñanza de su arte en el Paraguay, Héctor Da Ponte, tiene lienzos en el Museo Godoy.

Al abrirse la sección de dibujo y pintura en el Instituto Paraguayo, fue ella encomendada al profesor Héctor Da Ponte con quien iniciaron sus estudios los actuales profesores paraguayos Pablo Alborno y Juan Anselmo Samudio y el malogrado Julián C. Sánchez que fueron becados a Roma a seguir cursos de bellas artes, habiendo a su regreso los dos primeros abierto una “Academia de Bellas Artes” (hoy incorporado al Gimnasio Paraguayo) y a cuya fundación cooperó eficazmente la Secretaria del Instituto Paraguayo.

           

*-  Mario Andena, pintor italiano que acaba de ausentarse después de varios años de residencia en el Paraguay, hizo dos o tres exposiciones de sus cuadros (en el salón de la Sociedad Italiana S.M. y en el Oratorio de la Virgen de la Asunción); representaban sus cuadros algunos personajes y damas de la sociedad paraguaya, y panoramas de Asunción y del interior del país, sus exposiciones tuvieron mucho éxito.

Hizo también aprendizaje en Roma Modesto Delgado Rodas, que al igual de Samudio y Alborno, ha efectuado exposiciones en el país y en Norte América de sus cuadros pictóricos, los que ha merecido elogiosas menciones.

*-   La señorita Odabella Gaudino perfeccionó sus estudios de arte en Italia.

*-   La señora María Ballario de Laforet, hija de padres italianos, envió sus obras de pintura a una exposición de arte en Turín y obtuvo uno de los mejores premios y expresiones de admiración de parte del juri.

           

Decoradores. 

*-  Salvador Pane, italiano, llegado después del 70, decorador apreciado.  Fueron hijos suyos el doctor Ignacio Pane, renombrado escritor, poeta y filósofo, autor de un tratado de sociología y varias monografías sobre temas filosóficos y el mayor Justo Pane, autor de un libro sobre la guerra del Paraguay.

           

*-   Los hermanos Movia, originarios de Gradisca sull`Isonzo, llegaron al Paraguay en 1874.  Eran cuatro hermanos: Guillermo, Agustín, Antonio y Mario.  Este último fue el mejor decorador, junto con Antonio que era también marmolista; se puede admirar sus trabajos en las iglesias y teatros de Asunción y en varias mansiones señoriales (Aceval, Cellario, De los Ríos, etc.)

           

EN LA ESCULTURA

*-   La mención se inicia con Andrés Antonioni, escultor en mármol y arquitecto, llegado al país el 25 de enero de 1864, para las decoraciones ornamentales de las obras del palacio, entonces en construcción, habiendo trabajado en ellas hasta fines de 1866.

           

*-  Después del 70 actuaron el ya citado José Pelozzi, Tomasello y Bartolo Baglietto, escultor tallista en madera.  Actualmente el país cuenta con los escultores paraguayos formados en Italia.  Francisco Almeida y Carlos Colombo, que se iniciaron también en las aulas del Instituto Paraguayo y Salvador Delgado Rodas, que estudió escultura en Roma, donde hizo exposición de sus trabajos como también en Río de Janeiro.  Esta cursando en Florencia el mismo ramo con gran aprovechamiento el  joven Vicente Pallarolo, hijo de italianos.

 

 

EN LA MUSICA

*-   El maestro Luis Cavedagni.  Inició en 1874 la reconstrucción de la música del himno nacional y la enseñanza de las bandas militares. Era miembro honorario de la Sociedad Italiana

           

*-   Le siguen los profesores Arturo Cabib y Luis Scarpa que tuvieron igualmente larga y destacada actuación en nuestra vida social y artística despues de 1880 y fueron el alma de los conciertos y veladas musicales de la época.  El señor Cabib llegó a fundar la primera Sociedad del Cuarteto, que recién ahora ha podido reeditarse. 

*-    A la misma época corresponde la actuación del violinista Nicolás Parducci.

           

Gran papel estaba reservado a los profesores italianos en la presente difusión y progreso del arte musical en nuestro país, con la fundación del Instituto Paraguayo, en cuya iniciación y dirección han desfilado los maestros

*-  Nicolino Pellegrini, en su fundación en 1895 y en su reorganización en 1917, César Manzoni, el citado Cavedagni, ocasionalmente, Luis Dall`Argine (para su reorganización en 1917) y Vicente Maccarone (fallecido).

           

*-   En el personal docente del Instituto o en sus cuerpos orquestales han figurado los profesores de piano Ludovico Tessada (fallecido), que enseño también en las escuelas de la capital, Emilio Malinverni y los profesores Salvador Déntice, director de la Banda de Policía con veinte y seis años de residencia y actuación en el país; Sebastián D`Amico, LuisPollarolo, Eugenio Campanini, Luis Proietto, Hipólito Nino.

           

*-  El profesor Malinverni, con veinte años de residencia en el Paraguay, en compañía del extinto profesor Maccarone, fundó la Academia de Música Santa Cecilia.

*-   Deber recordarse especialmente al maestro de banda José Racciopi, primer organizador de la actual Banda de Policía, y sus sucesores o colegas César I. Sonetti y JoséLeonardi, sin contar a Romeo Dionesi ni a Boccalari, que actuaron accidentalmente como directores de las primeras compañías de ópera que vinieron al Paraguay, y la profesora decanto señora Giaccomina viuda de Pezzini.

 

EN LOS ESTABLECIMIENTOS RELIGIOSOS

FRANCISCANOS

*-   Por lo que respecta a los franciscanos que han tenido en el Paraguay una actuación prominente y renombrados sacerdotes, importantes fundaciones y no pocos obispos, puede consultarse la obra “Storia uiversalle delle misiones franciscane”.  De P. Marcelino Civezza (Prato, 1891).

 

JESUITAS

*-  Por lo que hace a los jesuitas, es bien conocida también la obra de Luis Muratore, “Cristianessimo felice nelle Missioni dei Patri della Compagina de Jesú nell Paraguay” (Correspondencia con las padres Contucci, Lagomarsini, Oroz, etc., que vió la luz en Venecia, de 1743 a 1749).

Los padres jesuitas vinieron al Paraguay enviados por el general Claudio Acquaviva, superior de dicha orden en 1604, habiendo sido Diego de Torres Bollo el primer provisional jesuita que vino a visitar las reducciones; iniciadas por los padres Simón Mazeta y José Cataldino.

           

SALESIANOS

*-  La actuación de los hijos de Don Bosco, cuya sede central es la ciudad de Turín, es más reciente, pero no menos profícua en el Paraguay.

El fundador de las casas salesianas en el Paraguay fue monseñor Luís Lasagna, que bien merece algunas líneas biográficas.

El 3 de abril se embarcó otra vez para el Nuevo Mundo en el “Vittoria”.  Su espíritu organizador lo lanzó repetidas veces al Brasil y al Paraguay, siendo por doquier acogido con nuestras inequívocas de aprecio.  En la Asunción lo introdujo entonces el cónsul general paraguayo en Montevideo, el doctor Matías Alonso Criado, con una notable nota de presentación al gobierno de la República.

En Asunción ordenó tres sacerdotes y consagró obispo al Ilustrísimo monseñor Juan Sinforiano Bogarín (3 de febrero de 1895), quien fue nombrado obispo del Paraguay por S.S. León XII, el 25 de noviembre de 1894.  Determinó además fundar en esta capital un taller espacioso de artes y oficios, de acuerdo con el gobierno del Paraguay y partió de nuevo al Brasil.

           

EN LOS ESTABLECIMIENTOS DE INSTRUCCIÓN PUBLICA

*-   La influencia cultural italiana se ha manifestado ampliamente en las diversas ramas de la instrucción pública, tanto primaria como secundaria y superior.

 

*-  Justo es comenzar por la primera y también por la escuela italiana “Dante Alighieri” fundada y sostenida por la colectividad y por las asociaciones italianas, la cual funciona en su local social, habiendo esta a cargo de los profesores italianos Andrea Apellio (latinista), Atanasio Scura, Hugo Bosch, Francisco Negri y Giovanni Micale.

 

*-Su continuación, la escuela italiana “Regina Elena”, fue fundada el 8 de diciembre de 1908 por iniciativa de la señora Juana P. de Gazzaniga, esposa del entonces Ministro de Italia en el Paraguay Cav. Héctor Gazzaniga, con el concurso de un grupo de damas pertenecientes a la colectividad italiana, siendo además su objeto el de difundir la cultura italiana en el Paraguay.  Desde la fundación hasta el año 1928, esta escuela funcionó en los altos del nuevo y amplio edificio, local de propiedad de la “Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y la Sociedad Femenina Italiana “Margherita di Savoia”, en la calle Estrella.    La primera directora fue la señorita Vicenza Rappi Lamberti, hija de un prócer de la independencia italiana.

La segunda directora, la señora Corrada Inocenzi, dirigió la escuela italiana con mucho tacto y actividad desde 1923 a 1929.

*-  La escuela se sostenía con el concurso de una comisión de damas de la colectividad italiana, cuyas presidentas que se sucedieron desde 1908, fueron las distinguidas matronas Juana P. de Gazzaniga., Carolina Gasparini, Sofía G. de Leopardi, Adela de Finis, Margarita Bibolini de Caseccia, Teresa Busso de Ballario, Giula Cerrutti de Pecci, Rachela Falabella de Palermo, como también las señoras Felicita de Ferraro, Avelina Palladino de Leopardi y Rosa Magrini, etc.  Merece mención especial la señora Teresa de Ballario.

 

*-  En 1929 empezó para la escuela italiana “Regina Elena” una nueva era entrando a constituir una sección de la “Dante Alighieri”, conocida sociedad cultural italiana, de Roma, de carácter internacional, que tiene como presidente en el Paraguay al doctor José Nigra, médico de renombre, casado con una hija del conocido hombre de negocios, don JoséCellario, también de nacionalidad italiana.

 

*-   Otros profesores italianos de meritoria actuación en la enseñanza primaria son: D. José Parodi, italiano, fallecido hace unos doce años.  Llegó al Paraguay con su hermano el doctor don Domingo Parodi, hacia el 1885, cuando contaba con sólo 15 años de edad.  Fue maestro de escuela en Luque, durante largos años, muy querido, respetado y admirado y aún se le recuerda con veneración.  Entre sus alumnos de enseñanza primaria, figuran el actual Arzobispo Monseñor Juan Sinforiano Bogarín, el actual Vicepresidente de la República don Emilio González Navero, el doctor Manuel Burgos, ex Vicepresidente y muchas otras conocidas personas.

*-   Manuel Galli della Logia, italiano, recibido de bachiller en su país, poseedor de varios idiomas, ejerció el cargo de director de escuela en varios pueblos como Caraguatay, Yuty,Yhacanguazú, Ajos, etc., trabajando en todas esas poblaciones incansablemente para hacer progresar la enseñanza.  Actualmente es director de la escuela de Borja y lo fue igualmente de la Escuela Normal de Barrero Grande.

 

*-  Angel Giovine, de la Facultad de Matemáticas de Catania fue director de la escuela graduada de Concepción.

 

*-  Carlos Ventura Perini, hombre muy preparado ha sido profesor de la escuela graduada normal y del colegio nacional de Villarrica.

 

*-  Juan Bautista Maffiodo (piamontés, de Susa), ya fallecido, desempeño también el cargo de director de escuela en varios pueblos, pero hace más de 20 años que volvió a su patria.

           

Las dos escuelas normales de maestras y de maestros que comenzaron a funcionar el 1º e mayo de 1896 se refundieron en una sola en 1909.

*-  La meritoria educacionista Adela Speratti fue la primer directora actuando como regente su hermana Celsa.  Ambas se habían recibido de maestras en la Escuela Normal de Concepción Uruguay, y eran descendientes del caballero italiano don Luciano Speratti.

 

*-  El ingeniero Leopoldo Gómez de Terán, oriundo de Nápoles, llegado al Paraguay el mismo año, que fue profesor de matemáticas y de física y también director del colegio y es autor de un manual de historia del Paraguay.

*-   Luiggi Balzán, fue profesor de ciencias naturales en el colegio nacional y era miembro del Instituto de Historia Nacional de Roma.  Es autor de una descripción botánica del Paraguay, en latín.

*-  Francisco Tonini del Furia, fue varios años zootécnico y preparador competente del Museo de Historia Natural del colegio nacional.

*-   Dr. Nicola Egidio Sardi, ex-profesor en el colegio nacional de Villarrica, y de las clases de italiano que daba en el Instituto Paraguayo y en la escuela italiana de la Capital.

*-   Cav. Héctor Da Ponte, profesor de dibujo en el colegio nacional y en la escuela normal, y ex – director de la sección de dibujo y pintura en el Instituto Paraguayo.

*-   Alfredo Da Ponte, profesor de gimnasia en el mismo establecimiento y en diversas escuelas, y de gimnasia y esgrima en el Instituto Paraguayo y en la escuela militar.

*-   Alejandro Marengo, primer profesor de gimnasia en la época del internado (padre del Dr. Enrique Marengo).

*-  Cav. Dr. José Caldarera, profesor de anatomía y otras asignaturas, tuvo además destacada actuación en el cuerpo médico del país, tanto en la Capital como en al campaña. Falleció algún tiempo después de la catastrofe de Encarnación, en que quedó lesionado.  La guerra europea le tomó en Italia con su familia formada en el Paraguay, y hundido el buque que regresaba, salvó milagrosamente con los suyos.

*-   Dr. Italo O. De Finis; tuvo a su cargo las cátedras de patología general e histología y accidentalmente las de microbiología, enfermedades del sistema nervioso y clínica médica y otras según las necesidades de la naciente facultad.

*-   Dr. Antonio Gasparini, enseñó fisiología y clínica quirúrgica habiendo formado competentes cirujanos .

*-  Dr. David Lofruscio, catedrático de semiología, de medicina legal y de toxicología.

*-   Dr. Domingo Scavone, profesor de anatomía y oftalmología; con un hermano farmacéutico tiene instaladas las farmacias “Cruz Roja” y “Catedral”, en  modernos y céntricos edificios y bien equipados. 

*-   Cav. Uff Dr. Luis Zanotti Cavazzoni  , natural del Bologna, en cuya facultad enseño terapéutica y dermatología.  Es además especialista en enfermedades pulmonares.  Es un profesional de reconocida abnegación y competencia.  Ha sido además director del leprocomio.

           

*-   Actualmente han sido contratados nuevos catedráticos para la enseñanza de anatomía, fisiología y clínica quirúrgica, las cuales ha sido puesta a cargo de los profesoresCayetano de Martino y Claudio Natale, quienes han empezado a actuar desde el presente año (1930).

*-   En la Facultad de Farmacias es decano y catedrático el competente profesor Rómulo Feliciángeli, autor de un interesante estudio que acaba de publicar en dos nutridos tomos bajo el título de “Farmacopea Paraguaya”.

           

Descendientes de italianos son los siguientes médicos paraguayos:

*-  Tomás Bello, ex –director de la asistencia pública, hoy residente en Buenos Aires; Juan B. Benza, ex – decano y catedrático de la facultad de medicina y ex – director de la asistencia pública; Nicolas Chiriani, oftalmólogo, Pedro N. Ciancio; Mario de Finis, ex – delegados a congresos internacionales; Silvio Lofruscio, especialista en oftalmología y otorrinolaringología; Cayetano Massi, ex –director de la sanidad militar y actualmente director del Departamento Nacional de Higiene y Asistencia Pública, con clínicas médica y operatoria particulares muy bien instaladas; Dr. Luis E. Migone, ex –director del Instituto de Bacteriología, decano y catedrático de la Facultad de Medicina, ex delegado a varios congresos científicos y autor de estudios y trabajos de investigación;

Alberto Schenoni, ex director del Hospital Militar y ex decano y catedrático del Facultad; Esteban Semidei, jefe de Sala de Niños del Hospital así como el General Manlio Schenoni L.

           

*-  Para cerrar esta referencia con una remota nota retrospectiva, cabe recordar que en 20 de agosto de 1627, el Cabildo asunceno comisionó al médico Lorenzo Munagliotti para constituirse a bordo de una embarcación que llegaba a nuestro puerto con sospecha de ser portadora de enfermos de viruela e informar si existía ese peligro para nuestra naciente capital.

*-  En la Facultad de Ciencias Exactas ha sido catedrático, aunque por poco tiempo; el profesor de matemáticas Carlos Mingo.

 

EN LAS INVESTIGACIONES ANTROPOLÓGICAS

*-   P. Nicolás Mastrilli Durán, italiano, natural de Nola, que escribió las conocidas “Litterae Annua Provincia Paraquariae Societatis Jesu”, años 1626 y 1627.

*-   P. Antonio Machomi, natural de Cerdeña, escribió la muy consultada obra “Arte y voculabulario de la lengua Lule y Tonocote”.

*-   P. Domingo Bandiera, natural de Siena, compiló la importante “Relación historial de las misiones de indios chiquitos”.

*-    P. Nicolás Contucci, italiano, visitador general de la Compañía de Jesús en el Paraguay.

           

Merecen recordarse también algunos escritores italianos acerca del tema, algunos de ellos son verdaderas autoridades científicas.

*-   P. Antonio Muratori, de Módena, historiador, arqueólogo y crítico ya citado.

*-   Abate Giuseppe Jolis, autor del “Saggio sulla storia naturale de la provincia del Gran Ciaco”, se ocupó de los tobas, mbocobíes, yapitilagas y abipones.

Campana, autor e “Notizzi in torno ai Ciriguani”, que se halla en el Archivio per “l`Antropología a L`Etnología”, de Florencia.

*-   Giovanni Pelleschi, autor de “Otto mesi nell Gran Ciaco; viago lungo il fiume Vermiglio” (Firenze, 1881).

*-   Hervás y Filippo Salvatore Gigli, autor de “Saggio de Storia americana” (Roma, 1781).

 

*-   En las investigaciones antropológicas ocupa sitio de primera fila Guido Boggiani, nativo de Omegna (Novara).

El 27 de noviembre de 1887 se embarcó para la Argentina y después de un año de residencia en Buenos Aires, pasó al Alto Paraguay (Puerto Pacheco, Puerto Esperanza, Puerto 14 de mayo, Puerto Casado, etc.) donde conoció varias tribus de indios y empezó a interesarse en los estudios etnológicos y lingüísticos que tanto renombre le dieron sin descuidar por eso sus aficiones artísticas. 

Después de seis años de residencia en el Paraguay volvió a Italia, en donde regresó el 1º de julio de 1895 y estuvo cinco años más dedicado a las investigaciones etnológicas.

Después de una permanencia en Asunción, emprendió en agosto de 1901 una nueva exploración al interior del Chaco, con el intento de cruzarlo y salir a la Argentina, para volver a Europa a dirigir la publicación de sus trabajos; pero sucumbió en la demanda, en plena juventud, perdiéndose así el fruto e sus últimos años de asidua labor.

 

EN LAS INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS

*-   Alberto Peruggia.  “De algunos pescados recogidos en el Alto Paraguay por el Cav. Guido Boggiani” (Annuali del museo cívico di Storia.  Naturale di Génova, julio 1897).

*-  Filippo Silvestri.  “Descripción de algunos diplópodos recogidos en el Alto Paraguay por el cav Guido Boggiano” (idem, febrero d 1896).

*-  Rómulo Feliciángeli, nació en Roma el 31 de mayo de 1870, curso sus estudios en esa ciudad, recibiendo en 1892, el diploma de ingeniero agrónomo.  Llegó al Paraguay en 1896 y revalidó su título y actuó como jefe de la Sección Topográfica en el Departamento Nacional de Ingenieros, de cuya institución fue después director interino hasta 1901.

*-   Pablo Mantegazza, senador el Reino de Italia, higienista de fama mundial, estudió la tan común e indispensable en estas regiones, yerbamate.

*-   Juan Pessolani, llegó de Italia, su patria en 1902, diplomado en la Universidad de Nápoles con el título de farmacéutico desde el año 1889.

*-    Doctor Pedro N. Ciancio. Publicó estudios de sociología, y otros trabajos sobre medicina.  Entre los primeros hay que recordar “Mussolini y su obra” que fue presentada al mismo jefe de gabinete de Italia quien expresó su mayor satisfacción y gratitud.  El doctor Pedro N. Ciancio es hijo del italiano José Ciancio, venido al Paraguay en 1884 y fallecido en 1925.

*-   El profesor Mario Mariotti ha publicado en los “Anales de la Sociedad Científica del Paraguay” un estudio sobre el aprovechamiento de la fuerza hidroeléctrica de los ríos del Paraguay y ha hecho un estudio de altimetría del territorio del país, que conoce palmo a palmo.

           

Entre los descendientes de italianos, debe mencionarse igualmente al doctor Luís de Gásperi y a Federico de Gásperi, hijos de don Dámaso De Gásperi. Lombardo, oriundo de Formio, valle de los Alpes, que llegó al Paraguay, en 1870 y casó con doña Juana Vera y Aragón.


Descargar:

 
© 2.007 Eduardo Ammatuna - Derechos Reservados
Aviso Legal sobre esta Página
Diseño y Desarrollo
Fernando Cuevas